AUTOR

Roger Bellet

Veterinario podólogo ROGRADRI SL Secretario APPB

El podólogo es el responsable de mantener la salud podal del rebaño en las explotaciones de vacuno.

Para alcanzar este objetivo, el recorte preventivo es una estrategia imprescindible: uno o dos recortes al año son necesarios para mantener las pezuñas de nuestros animales en un estado óptimo.

Además del propio recorte, estas visitas a la granja permiten tratar las cojeras y determinar un protocolo de prevención en caso de trastornos de origen infeccioso (baños de pezuñas).

Algunas claves para comprender la pezuña bovina, su fisiología y biomecánica son las siguientes:

  • Los aplomos: el peso de una vaca se distribuye en un 55-60% en la extremidades anteriores, ya que se localiza el rumen, el sistema respiratorio, la cabeza y gran parte del sistema digestivo.

Alrededor de un 40-45% se reparte en las extremidades posteriores.

Para comprender la biomecánica de la pezuña es imprescindible conocer la anatomía de la vaca: el tren anterior, a pesar de soportar más peso, tiene menor predisposición a padecer cojeras. Esto se debe al sistema de músculos, tendones y ligamentos que lo conforman y que se encargan de amortiguar el impacto con el suelo.

En cambio, en el tren posterior, que soporta menos peso, no existe ningún sistema de amortiguación, únicamente un cojinete graso en la pezuña.

Pero, ¿por qué aparecen más lesiones en la zona lateral de las pezuñas posteriores que en la medial? Esto se debe a que la zona lateral de la pezuña recibe antes el impacto que la interna (medial). En las extremidades anteriores ocurre todo lo contrario: la zona con más desgaste es la parte medial de la pezuña, en lugar de la lateral.

¿Por qué aparecen más lesiones en la pezuña delantera izquierda que en la derecha? La explicación es el rumen, que está situado en el lado izquierdo del abdomen, razón por la que la pezuña izquierda soporta más impacto y peso. En las patas traseras ocurre lo contrario, aparecen más lesiones en la extremidad derecha. Esto se debe a que al tener el rumen a la izquierda, a la vaca le es más sencillo girar hacia la derecha, por lo que pivota sobre su pie derecho aumentando el riesgo de lesiones.

  • El recorte: es importante dejar lo más igualadas y aplomadas posibles las pezuñas, con el objetivo de repartir el peso en mayor superficie. De no ser así, se está poniendo en riesgo la salud podal del animal.

Pero, ¿qué tipos de recorte existen y con qué frecuencia se deben realizar?

Existen dos tipos





REVISTA rumiNews +


Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

 







Ver otras revistas


 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revistas en versión digital y a los newsletters.



Materias Primas